jueves, 24 de abril de 2008

FEDERICO A LA PRESIDENCIA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL

Se declara no creyente, pero es el individuo de mayor influencia en la conferencia episcopal y trabaja en su emisora, alentador de manifestaciones pro vida, pro-familia, pro-por y sobre todo pro PP y anti todo lo demás situado a su izquierda. Ha llegado el momento de que lo nombren monseñor y poder repartir la comunión, porque hostias da a diestro y siniestro (bueno las da todas a siniestro). De troskista militante a la extrema derecha sería, sin dudar, el que nos metería en la cámaras de gas. Alentador de golpes de estado. toda una figura.

3 comentarios:

Pepe dijo...

Se declara no creyente... hay que ser cínico.
Lo que es es un cerdo y como a casi todo cerdo ya le llegará su San Martín

azotacuras dijo...

Y los curas en los comités de ética de los hospitales. Le doy a aconsejar a mi amigo que deje el Master y se apunte a unos ejercicios espirituales si de verdad le interesa el tema de la bioética.

Pepe dijo...

¿Qué haríamos sin los curas en los comités de ética? Menos mal que que la Consejería de Sanidad de Marid, cuya nueva sede es la Conferencia Episcopal, nos está enseñando el buen camino al resto de las infieles e ignorantes comunidades.
Hay que joderse, lo de Esperancita y el sucesor del sicario Lamela es de juzgado de guardia...
De todas formas el convenio que han firmabo en enero es copia literal de otro que firmó Gallardón con Rouco en 1997 y que vencía en diciembre de 2007. Así es que la cosa ya venía de lejos, que lo sepaís...