sábado, 4 de abril de 2009

"Vidas de santos"

La monja go-gó
Una religiosa italiana revela su conversión tras una vida de bailarina de discoteca, experiencia que ahora emplea en danzas místicas en misa.
«Tiraba mi vida bailando para hombres que sólo querían mi cuerpo, con sexo sin amor. Ahora bailo para Dios». Con 25 años le dio «un ultimátum». «Le desafié. 'Si existes, dímelo personalmente'. Y en Asís vi tras las nubes una cascada de colores. Sentí la presencia de Dios y me puse a bailar entre la gente». Hasta hoy. «Jesús me ha devuelto la virginidad, la del corazón», aclara.

Y con esta reseña les hemos trasladado otro capítulo de "vidas ejemplares", esas criaturas de Dios que vieron la luz (tu no, Melastreges, que te conozco de toda la vida)

5 comentarios:

El Morgan dijo...

¿Se la cascó en colores?. Ostia ¡qué fuerte!. Espermatorragia se llama y pasa cuando uno se la casca muy fuerte o contra el radiador.

El Morgan dijo...

Josefo te he pillao, has escrito al correo vasco y tu comentario ha sido calificado como inadecuado. Estas italianas, cada día se convierten más, pasan de la discoteca al convento sin solución de continuidad; o es pura propaganda, o el clero femenino italiano se está poniendo muy interesante.

Josefo el Apóstata dijo...

Joder Morgan, estás en todo... efestibiguonder, i escrito un cojocomentario a propós de la noticia. Pero que sepas que el Correo no lo ha calificado como "inadecuado" (aunque con lo "estrecho" que es tampoco me hubiera extrañado). Es un opción que la gente que lo lee puede votar, junto a las opciones "a favor" y "en contra". De todas formas, ya ves el interés que suscitan la noticia y el comentario: ninguno.

Melastregues dijo...

Eso de la cascada de colores ese lo contó el Pute, que era de mucho vicio y siempre sus fantasías sexuales eran cascadas de colores ocn tías en pelotas. Como la monja virgen esta a la querían por sexo y no por amor. Hay que joderse. Por cierto que se acerca el día de la República y yo he dejao preparadas dos bolsas de orines para que sean tiradas a la procesión de viernes santo

Melastregues dijo...

Por cierto que se comenta por allí que la monja usa cilicio y pedazos de vidrio en el sujetador