sábado, 20 de junio de 2009

Fotografías del pasado


La masonería amenazó a Alfonso XIII tras consagrar a España al Sagrado Corazón
Poco después de la consagración de España al Corazón de Jesús, Alfonso XIII confió al P. Crowley-Boevery las «proposiciones deshonestas» que recibió de una delegación de la francmasonería internacional para garantizar que conservara la corona. El propio monarca debía iniciarse en la masonería, introducir varias leyes anticatólicas en nuestro país e introducirse una vela por el serete.

Todavía llevo en la cabeza, los cables del último electroshock; ya son doce, no han sido suficientes y hoy me he metido una dosis. No sólo el sacerdote italiano, sino LD, nos llevan al pasado, a la conjura judeo-masónico-marxista, olvidando que su líder espiritual, quiso entrar en una logia y no le dejaron, aunque Moa y Vidal seguro que nos muestran documentalmente que no, que no fue asín. Marxistas ortodoxos, deben quedar 3 en Corea del norte, respecto a los judíos hay una gran ambigüedad, como son aliados del Imperio, si los criticamos --y, lo hemos hecho--, cuando bombardean Gaza, nos echan los perros a la cara; sobre los masones, melastregues que fue alumno de Ferrer Benimeli nos podrá iluminar pero pá mi que abundan entre las clases conservadoras. La táctica, ya conocida, consiste en repetir y repetir, y aprovechando la consagración de España al SCJ,-- me suena que celebramos alguna onomástica--, no viene mal recordar lo malos que eran..
En la foto, monumento al hígado en Ferrol (léase comentario nº 1).

3 comentarios:

Melastregues dijo...

A mi me jode mucho lo de la consagración al Sagrado Corazón. ¿No hubiera sido más lógico en un país de bebedores, consagrar España -Cañí- al Sagrado Hígado e incluso al Sagrado Riñón? (porque la cerveza da mucho de orinar y eso). Aclararme estas dudas que ardo y estoy de los nervios. Y si el hígado fuera bloc, sería lo mismo o mejor porque podríamos tomar tapa y todo con el vino

azotacuras dijo...

Ultimamente tienes unos pensamientos muy profundos y originales, Melastregues. Voy a pensar en ello y si llego a la misma conclusión no será por azar, sino por que los dos sufrimos la misma educación viatoriana y meapilas.

El Morgan dijo...

Yo estoy más por el hígado, ¡oh melastregues sapientísimo!, vaya peroni que nos hemos marcao, lástima que sólo t´uvieras traído una. En el sitio ese de las piparras ¿tienen birras?, ¿o sólo vinazo?.