miércoles, 2 de diciembre de 2009

¿Cuándo será delito?

Esta foto es del pasado domingo, en Paracuellos del Jarama. El obispo de Alcalá celebra misa bajo el aguilucho franquista y suelta un enardecido discurso que emociona a Blas Piñar, según sus propias palabras, las de Blas
Yo sí que no tengo palabras

3 comentarios:

Lisístrata dijo...

ayer cuando lei la noticia en público me pasó como a ti. me quedé pasmá a la vez q asqueada. Te iba precisamente a escribir por si se te había pasado para q lo colgases en el blog. Pero veo q has sido diligente, Josefo. Es verdad, esta apología de corrientes asesinas, deberían ser ya tipificadas como delito.

un saludo

El Morgan dijo...

Es que el pobre obispo no lo sabía, que se ha visto sorprendida su buena y abundante fe, que no vio la bandera, que él no tiene opiniones políticas y que no sabe quien es ese tipo que le estaba besando el anillo y la misa era celebrada en memoria de unos curas a los que canonizó el papa.
Mierda, fascista, cabrón, al trullo con él

Melastregues dijo...

A mi, la verdad, la monja esa de la izquierda me pone un poco engorilado. ¿es pecado o es demencia?