lunes, 14 de diciembre de 2009

Sin noticias de Dios

Hace un par de años, un senador de Estados Unidos presentó una demanda contra Dios al que acusaba de ser el causante de "espantosas inundaciones, egregios terremotos, horrendos huracanes, terroríficos tornados, perniciosas plagas, feroces hambrunas, devastadoras sequías y guerras genocidas" en todo el mundo.

Ernie Chambers, un afroamericano de 72 años, un tipo respetado en su comunidad, con más de 38 años como senador por Nebraska, pretendía sentar a Dios en el banquillo porque consideraba que esas "nefastas catástrofes" han originado "muertes generalizadas, destrucciones y han aterrorizado a millones y millones de habitantes de la tierra". El senador admitió que varias veces había invocado su nombre para que se hiciera presente y depusiera su actitud sin resultado alguno.

Por extravagante que pudiera parecer, una corte del condado de Douglas admitió a trámite la demanda, aunque un año después -tras la sorpresa de que Dios no se había dignado a acudir a declarar- el magistrado Marion Polk decidió rechazarla por un requisito formal: había intentado notificar a Dios la existencia de una causa contra él, pero había sido imposible por falta de domicilio

Noticia de Elpais.com

3 comentarios:

El Morgan dijo...

Josefo, gracias, no me había dao cuenta de tu felicitación.

azotacuras dijo...

Pues que le emplacen en la persona de tu pariente Benedicto nosecuantos, que para algo es el Vicario de Dios en la tierra. No se que quiere decir Vicario, pero me imagino que tendrá poderes.
O sino que le emplacen en la persona de San GaspardeMaría, que tambien debe de tener línea directa con Dios, a tenor de los milagros suyos que nos han contado.

Josefo el Apóstata dijo...

La solución para encontrar a Dios la tiene Eduardo Mendoza. La escribió en su delirante relato "Sin noticias de Grub" que es la historia de cómo un alienígena busca a otro que desaparece en Barelona después de adoptar la apariencia de la cantante Marta Sánchez.
Pa partirse la caja de la risa!