martes, 30 de marzo de 2010

El picoleto y el penitente

Ya estamos con las procesiones de semanasanta. Año tras año, cada año son más, se inundan las calles de pasos, faldones, velones, capirotes, cruces, cadenas, flagelos, saetas y tambores que los cofrades, nazarenos, penitentes, romanos y sibilas llevan con pasión.
Pero también desfilan las autoridades civiles y militares, escenificando ese "ir de la mano" del Estado y la Iglesia. El Concordato, en estas fechas, toma literalmente las calles, como cuando vivía Franco: el ejército custodia la Custodia.

2 comentarios:

Blog A dijo...

Sabes que me pasa Josefo?, que leo lo que escribes y se me ocurre soltar un montón de cosas y luedo no me sale nada, solo me quedo pensando.
Saludos

Lisístrata dijo...

Cagondiós qué mal rollito.


saludos y descansos y diversiones sanas y laicas.