sábado, 23 de abril de 2011

MAS SEMANA SANTA

Pero esta vez de la mano de nuestro corresponsal Sloker y publicado bajo el título "De la hora sexta en el Viernes Santo". Esta vez creo que si que lo he entendido y lo que nos viene a decir es que la Champions la ganará el Real Madrid de Miguel Muñoz, con un gol de Gento que Sarduní no pudo atajar. Por lo menos eso es lo que yo he entendido.

Es el 14 de Nisan hebreo. "Cronos" escrito quizás desde el "Génesis" para la redención de la estirpe humana, por el pecado tan mancillada. Con inimaginable precio, atroz sufrimiento y posterior oblación. Es el mismo Creador, Dios encarnado, asumiendo en su figura humana el misterio de la iniquidad, haciéndose pecador, sufrir el castigo, reo pues de la más horrenda pasión... El más insólito de los juicios de ignota comprensión.

Del padecimiento de Cristo, nadie podrá jamás dar razón y cuenta cierta. Solamente seres místicamente inmersos en las llagas del Redentor, pueden iluminar el alma inquieta desde la oscuridad de la hora sexta del 14 de Nisan hebreo -Primer Viernes Santo- pues el evangelista no es pródigo en el relato. Hoy la Sábana Santa muestra en infinita majestad un cadáver horriblemente torturado, calla la "tristeza hasta la muerte" (MC, 14/34) de su alma atormentada, lo más atroz de su inenarrable pasión...

No están los tiempos en esta Semana Santa del 2011 para exégesis. Sí recordar que la frecuente visión del crucificado, su prolija imaginería, ha configurado un estereotipo distorsionado, distante del desgarrador cadáver clavado en el madero. Ello resta el alma orante del ardiente fervor que se estremecería de rodillas, ante la carnal realidad del Crucificado. Mas fue su Madre de tan cercana proximidad, horror y sufrimiento, quedó impregnada en primicias de redención de las primeras gotas de sangre de su Hijo tan horrorosamente maltratado...

Y no están los actuales tiempos más que para recordar a esta generación cargada como jamás de hedonismo y espiritual laxitud, en su lejanía y olvido de unas postrimerías que a todos nos van llegando, que la salvación del alma (hoy satánicamente silenciada) va consecuente con la inmersión en las llagas sangrantes del Redentor Crucificado...

4 comentarios:

Josefo el Apóstata dijo...

"...la inmersión en las llagas sngrantes del redentor..."

Sloker esta vez está especialmente gore...

azotacuras dijo...

Aunque no sea muy del tema de nuestro blog, aconsejo la lectura del siguiente artículo de José María Izquierdo, que cada día me gusta más (sigo sin saber enlazar)
http://www.elpais.com/articulo/deportes/Arbeloa/Mayor/Oreja/elpepudep/20110423elpepudep_1/Tes

Molón Suave dijo...

Esto parece talmente escrito por Don Hodierno (Cuenca Toribio para los amigos). ¿No será el mismo, que se esconde tras este seudónimo? El pobre mío, si lo dice más claro revienta.

Josefo el Apóstata dijo...

No Molón, Sloker no es Don Hodierno.
Yo pensaba que no podría haber otro plumilla tan retorcido y rococó como este, pero veo que no es así... Les deberiamos poner en contacto, igual surge el amor y viven un apasionado romance, oculto a los seres terrenales y extraterrestres, claro...