lunes, 24 de diciembre de 2012

La iglesia australiana pide perdón

El máximo representante de la Iglesia Católica en Australia y arzobispo de Sídney , George Pell, ha pedido este lunes perdón a las víctimas de abusos sexuales cometidos por sacerdotes y profesores cristianos. 

 Las disculpas llegan después de que, el pasado mes de septiembre, la misma Iglesia admitiese 620 casos de abusos sexuales a menores cometidos por curas desde 1930 hasta la actualidad, y de que la Policía del Estado de Nueva Gales el Sur, en noviembre, acusase a la Iglesia católica de encubrir casos de pedofilia, silenciar las investigaciones sobre los mismos y destruir evidencias cruciales para que no prosperasen procesos judiciales.

2 comentarios:

Melastregues dijo...

naturalmente en España, como eso no pasó nunca, no tiene que pedir perdón ¿no?. aquí no metían mano, ni sobaban ni abusaban, ni se humedecían con los cuerpos de los tiernos infantes...
Viva, viva, viva...
Todavía tenemos pendiente la revolución (la burguesa ¡eh!, la otra a continuación) con unas cuantas guillotinas y menos contemplaciones para esos joputas.

Ateo dijo...

Menos pedir perdón y más asumir la responsabilidad como todo el mundo, con la cárcel tanto para los sacerdotes pederastas como para los obispos encubridores. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2012/09/la-iglesia-catolica-admite-cientos-de.html