sábado, 28 de diciembre de 2013

EL OBISPO DE CASTELLON TONTALABA DEL MES, DEL AÑO, DEL MILENIO, ....


El obispo de Castellón dice que las parejas gay dan hijos “con graves perturbaciones”


El obispo de Segorbe-Castellón, Casimiro López, considera que el matrimonio homosexual fomenta un clima violento en la familia y provoca el aumento de hijos "con graves perturbaciones de su personalidad". Así lo ha manifestado en su última carta parroquial que dirige a los fieles cada viernes. Bajo el título La buena noticia del matrimonio y de la familia, López critica la legislación en materia de matrimonio y las uniones entre parejas del mismo sexo.

Según el prelado, los efectos del matrimonio gay "son, entre otros, el debilitamiento del amor duradero entre los esposos, del amor materno y paterno, del amor filial, el notable aumento de hijos con graves perturbaciones de su personalidad y el desarrollo de un clima que termina con frecuencia en la violencia".

El obispo defiende en su carta el matrimonio como unión "única e indisoluble de un hombre y una mujer". "Ese es el proyecto de Dios, obscurecido por nuestra dureza de corazón", prosigue. Casimiro López critica el cambio "sustancial" en la legislación porque, asegura, afecta gravemente a la familia. Sostiene que en el Código Civil el matrimonio ya no es una institución de vida común entre un hombre y una mujer "en orden a su mutuo perfeccionamiento y a la procreación". Y critica que el matrimonio ha derivado en una institución "de convivencia afectiva entre dos personas" cuya unión puede ser disuelta "unilateralmente por una de ellas, con tal de que hayan pasado tres meses desde la formalización del contrato matrimonial". La carta prosigue afirmando que con "la exclusión de toda referencia a la diferencia entre el varón y la mujer, se da vía libre a las uniones entre personas del mismo sexo", y que "de este modo, se han puesto las bases para la destrucción del matrimonio y de la familia".

Para el prelado, la crisis del matrimonio y de la familia, no solo es reflejo de una sociedad "enferma", sino que esta situación "va minando" la conciencia de los católicos.

La carta del Obispado termina haciendo una referencia al supuesto conflicto entre progreso social y a la Iglesia para preguntarse: "¿Son de verdad un progreso humano el divorcio exprés, las uniones de hecho, el número creciente de familias rotas o el sufrimiento de los hijos que lo padecen?".

2 comentarios:

Molón Suave dijo...

Pues menos mal que Casimira, que si llega a mirar del todo... Se nota que el tío es hijo de maricones divorciados y habla por experiencia propia.
Feliz año a todos y un abrazo de Lola y mío.

Ateo666666 dijo...

Pero ¿que sabrá este anciano senil y supuestamente virgen de relaciones amorosas y sexuales? Es lo mismo que sí en materia de nutrición y seguridad de los alimentos tuviéramos que seguir los dictados de un grupo de anoréxicos. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2011/01/la-manipulacion-de-la-educacion-sexual.html