sábado, 6 de febrero de 2016

CONTAMINACIÓN ACÚSTICA

Tomado de larazon.es

El Síndic de Greuges de Cataluña, Rafael Ribó, ha recomendado a 14 municipios catalanes que modulen o supriman el toque nocturno de las campanas porque molestan el descanso de los vecinos, que han recurrido al defensor ciudadano para quejarse. Las molestias del impacto acústico generan numerosas quejas entre los vecinos. Durante los últimos meses, el Síndic ha recomendado a los ayuntamientos de catorce localidades catalanas «que tomen las medidas necesarias para garantizar el derecho al descanso de la población y eviten el toque de las campanas».

Ribó ha dirigido esta sugerencia con las especificaciones propias de cada caso, después de haber investigado las quejas que han presentado los vecinos afectados. Aunque el toque de las campanas de las iglesias es una práctica tradicional el Síndic ha alertado de que la Ley de protección contra la contaminación acústica no la prevé como una excepción o como un fenómeno no sujeto al cumplimiento de la normativa.

De acuerdo con este principio, reforzado con una sentencia del TSJC que legitima la supresión del toque en horario nocturno, el Síndic se ha dirigido a los ayuntamientos de Tordera, Barcelona, Palafolls, Montesquiu, Garidells, El Papiol, Torroella de Fluvià, Sant Just Desvern, Sant Esteve Sesrovires, Arenys de Mar, Rabós, Castellfollit de Riubregós, Falset y Olesa de Bonesvalls.

N.R. son una pelmada y un tostón. Fuera todo tipo de simbología religiosa visual, auditiva, procesional, etc.

2 comentarios:

StM[] dijo...

No se pueden hacer excepciones de ningún tipo y menos aquellas que amparándose en unas costumbres anticuadas e interesadas someten a juicio de valor las leyes de normalización cicil e intentando prevalecer por encima de ellas como el toro de osborne por indulto de alguien que sólo es un criterio propio. Debe regir el sentido común de las leyes, bandos o normas civiles acomodadas al bienestar social de la ciudadanía y no el repique de unas campanas anacrónicas que basadas en el cuento sólo son representativas de un pequeño porcentaje de lo que forma la sociedad.
Las supersticiones no deberían tener representaciones sonoras en esos momentos y los fundidores interesados en seguir manteniendo un sistema caduco deberían cerrar sus talleres para dar paso a nuevos protocolos que sólo sean percibidos por sus f(i)eligreses mediante "guasap" y así oír el tema del campanario virtual que los convoque a lo que desean

Hay cosas del pasado fuera de lugar y menos a ciertas horas
El mal uso de las democracias sólo parece beneficiar a las religiones que tomándose la libertad de su mano se amparan en esa forma hipócrita y cínica (incluso rarita) de sus obispos y jerercar...

Mal vamos

Josefo el Apóstata dijo...

Yo no lo hubiera dicho mejor, oiga...