viernes, 12 de febrero de 2016

EL VATICANO ES A LA PEDERASTIA COMO EL PP A LA CORRUPCIÓN

Tomado de eldiario.es

La Iglesia católica informa a los obispos que asumen el cargo que denunciar las acusaciones de abuso de menores dentro del clero "no es necesariamente" parte de sus deberes y que solo las víctimas, o sus familiares, deberían tomar la decisión de hacer la denuncia policial.

El Vaticano publicó recientemente un documento para los miembros del alto clero en el que se describe en detalle cómo deben manejarse las denuncias de abuso. Se hace hincapié en que, aunque deban estar al tanto de las leyes locales, el único deber de los obispos es tratar esas denuncias de puertas adentro.

Según figura en el documento de capacitación, "de acuerdo con las leyes civiles de los países donde es obligatorio hacer la denuncia, no es necesariamente el deber de los obispos denunciar a los sospechosos a las autoridades, a la policía o a un fiscal del Estado en el momento en que tengan conocimiento de delitos o de actos pecaminosos".

Tony Anatrella, el controvertido monseñor y psicoterapeuta francés que ejerce como asesor del Pontificio Consejo para la Familia, fue el encargado de escribir las pautas de capacitación. El Vaticano dio a conocer dichas pautas (parte de un programa de formación más amplio para obispos recién nombrados) en una conferencia de prensa a principios de mes y ahora espera la opinión general.