lunes, 7 de marzo de 2016

ENCUBRIENDO ASESINOS (O SECRETO DE CONFESIÓN).

Tomado de noticias.terra.com

Un sacerdote católico de 83 años de edad, fue detenido en Phoenix, Arizona, acusado de matar en 1960 a una joven hispana, maestra y ex reina de belleza, en la comunidad de McAllen, en el sur de Texa. Feit está acusado de matar a Irene Garza de 25 años de edad, el 16 de abril de 1960. La joven había acudido ese día a confesarse con el ahora ex sacerdote en la Iglesia del Sagrado Corazón en McAllen y nadie más la volvió a ver con vida.

El cuerpo de Garza fue encontrado cinco días después a la orilla de un canal en McAllen, junto a un candelabro de la Iglesia del Sagrado Corazón y a un visualizador de diapositivas que según la policía pertenecía a Feit. El sacerdote fue considerado entonces como el principal sospechoso del crimen y durante la investigación se le sometió a un detector de mentiras. Un informe de la policía señaló que respondió a los cuestionamientos “de una manera que indicaría fuera de toda duda que él estaba ocultando hechos”.

Sin embargo, Feit nunca fue acusado del crimen. Tres años después, en 1963 sus superiores lo removieron de McAllen y lo enviaron a un monasterio en Missouri. Abandonó el sacerdocio a finales de la década de los 70 y se mudo a Arizona, donde se casó y formó una familia.

En el 2002, 46 años después del homicidio, Joseph O´Brien, un sacerdote que fue amigo de Feit y Dale Tacheny, un monje que le conoció en el monasterio de Missouri, acudieron con las autoridades y revelaron que Feit admitió ante ambos por separado su culpabilidad en el crimen.

En 2002, una unidad de los Rangers de Texas que investiga casos sin resolver abordó el asesinato de Garza y lo presentaron ante un jurado, pero el crimen volvió a caer en el olvido hasta que en 2014 un nuevo fiscal en McAllen se postuló a las elecciones con la promesa de sentar a los responsables en el banquillo de los acusados.

El anciano está ahora detenido en Arizona bajo fianza de 750.000 dólares y a la espera de extradición a Texas, donde enfrenta cargos por el asesinato de Miss Sur Texas 1958.