martes, 14 de junio de 2016

ARZOBISPO DE GRANADA LLAMADO A DECLARAR POR EL CASO DE PEDERASTIA QUE ENCUBRIÓ


Tomado de eldiario.es

El arzobispo de Granada, Javier Martínez, se sentará en el banquillo del caso Romanones para declarar como testigo, a petición de la Fiscalía, en el caso de abusos cometidos por varios eclesiásticos en su diócesis, denunciados por el joven Daniel –nombre ficticio– y que provocaron la inmediata reacción del papa Francisco.

La diócesis de Granada ya ha sido declarada responsable civil subsidiario, y ha tenido que realizar un depósito de 50.000 euros para hacer frente a las posibles indemnizaciones si, finalmente, el padre Román –único imputado tras la prescripción de los posibles delitos del resto de miembros del denominado clan de los Romanones– es condenado y no puede hacer frente a la condena económica. La Fiscalía ha pedido nueve años de prisión para el religioso, mientras que siete de los sacerdotes inicialmente imputados continúan, a día de hoy, dando misa en distintas parroquias de la diócesis.