martes, 28 de junio de 2016

VIVÍA EQUIVOCADO. LOS MILAGROS SÍ EXISTEN. CREO, CREO...


Qué errado era mi intelecto, cómo no me daba cuenta de las llamadas de Cañizares, de Rouco de Sanz Montes, de Reig Pla, de Pujol, de Demetrio Frenández.... tantos como me advirtieron de la existencia del señor. He tenido, cual Tomás, que ver para creer.

Y creo, porque que ese cretino y su banda de ladrones no solo ganen las elecciones, sino que aumenten en 14 sus diputados es el verdadero milagro que me ha convencido.

4 comentarios:

StM[] dijo...

No sé qué decir...ya se me ocurrirá algo

Pienso que me exiliaré en un paraíso fiscal, como los caballos de mi motor; dirían ellos

¿Qué pueblo vota (y no bota) impreso por el miedo si su fin justifica qué medios?
Sólo un pueblo ignorante, supersticioso, anclado en el pasado como aquél en tiempos de la República o antes (y después) que tiene lo que se merece sólo porque quién vota a estos es porque es igual que ellos en todo.
Queda inaugurado este pantano y lodazal que si algún día rompe se llevará por delante a muchos otros inocentes de sus presas
¿Acaso nos pilla por sor-presa que las religiosas vivan cómo dios?

Está enfermo este país, y aunque sobran curas qué hacer, dan hostias por doquier...
Y así sucesivamente
(No me extraña nada que catalanes y vascos y otros muchos quieran independizarse. Estos fomentan un odio nacional-españolista que pretende sólo su hegemonía por encima de todas las demás regiones)

¿Qué hay de extraño? Que seguimos como en tiempos de los visigodos

Salud camarada, no semos naide

Melastregues dijo...

Salud amigo

Kassiopea. dijo...

Lo jodido es que nos esperan cuatro años más de lo mismo.

StM[] dijo...

¿Cuatro años de los mismo?
No, para nada; de lo peor por llegar y cómo con los visigodos estos políticos poco a poco meter a puro huevo el apoyo a sus religión católica y otras cosas igual de peores