viernes, 19 de agosto de 2016

LA IGLESIA PATÓLICA


Tomado de metropoli.com

Tal y como lo define su propio líder espiritual, el humorista Leo Bassi, el Paticano "es una capilla dedicada a la adoración de los patos de goma de la Iglesia Patólica". Esta parroquia deliberadamente grotesca está situada en el barrio madrileño de Lavapiés y en ella se celebra cada domingo la Gran Misa Patólica, en la que los fieles asisten a los sermones del famoso payaso, que en la práctica son ácidos monólogos sobre la sociedad y sus valores. La religión también está muy presente en las reflexiones del humorista, que dispara al aire sus balas de sátira con preguntas como "Si la ciencia y la tecnología son tan importantes para la Marca España ¿Cómo es posible que su gobierno preste juramento sobre un libro donde las serpientes hablan?".

Además de criticar mediante el humor, Leo Bassi se propone convertir el Patolicismo en la religión definitiva de toda la humanidad, ya que para él la risa conecta directamente con la esencia del ser humano como ninguna otra creencia religiosa lo ha hecho. Como desafío intelectual a la visión de los dioses todopoderosos y castigadores adorados en otras religiones, Bassi ha encontrado en un objeto tan inocente como el patito de goma su particular Dios Patólico.

Los que decidan convertirse definitivamente al patolicismo han de saber que, además de las misas, en esta iglesia se ofician bodas, bautizos, comuniones... ¡y hasta divorcios! ¿Puede haber una experiencia más divertida (y religiosa) para empezar a despedir el verano?