miércoles, 28 de septiembre de 2016

COLEGIOS DE CURAS: MANIPULACIÓN PAGADA CON FONDOS PÚBLICOS

Tomado de periodistadigital.com

"En el fondo, el Islam o la ideología de género (...) son maquinaciones condenadas a la disolución y al fracaso". El director del colegio "Juan Pablo II" de Alcorcón, auspiciado por la fundación Educatio Servanda, Carlos Martínez, ha enviado una nota a los padres del centro, en la que arremete contra la Ley contra la Ideología de Género aprobada en Madrid, que compara con el "fanatismo terrorista".

La carta, que ha denunciado Arcópoli, denuncia cómo "nuestros políticos más cercanos, aquellos que deberían defender la familia y nuestras raíces cristianas", están "ocupados en defender legislaciones tan absurdas como la reciente Ley de Igualdad de Género aprobada en la Asamblea de Madrid".

"¡Qué barbaridad prescindir de la verdad natural del hombre y del derecho inalienable de los padres a la educación de los hijos! ¡Qué dogmatismo acusar de discriminación a quien piensa diferente! ¡Qué despropósito pretender imponer una ideología a fuerza de sanciones! La mentira siempre tiene miedo a la luz de la verdad y al contraste de ideas. El parecido con el fanatismo terrorista es inquietante", subraya la carta.

El director adjunta en su nota la carta de los obispos de Getafe y Alcalá contra la ley aprobada por la Comunidad de Madrid -escrita saltándose la autoridad de su metropolitano, Carlos Osoro-, apuntando que "afortunadamente, tenemos obispos valientes que tienen clara su función pastoral de educadores y de testigos de la verdad".

Ante esto, denuncia "el complejo que tenemos los cristianos en Occidente", e invita a predicar la fe cristiana frente a "los que siguen falsas religiones o ideologías"
. La Fundación Educatio Servanda es una fundación ultraconservadora, muchos de cuyos miembros formaron parte de la Legión de Cristo. En sus centros se imparte la educación diferenciada, separando chicos y chicas.

N.R. Recuerdo que Felipe González, que hoy es portada en TODA la prensa diciendo que Sánchez le prometió abstenerse en la investidura, es el que promovió los conciertos educativos (pagar con fondos públicos) a los colegios privados -religiosos en su mayoría-