lunes, 28 de noviembre de 2016

ALBERTO FERNÁNDEZ DÍAZ, CATETO A BABOR


Tomado de elpais.com

Parto de la premisa de que sobran los belenes, todos los belenes en espacios públicos. Los monten ayuntamientos, diputaciones, gobiernos, parroquias o quien sea. La religión debe quedar en el ámbito particular. Por eso no entiendo que una alcaldesa progresista y laica ponga un belén en Barcelona. Todavía me alucina más la respuesta del portacoz del PP del lugar. La noticia dice así:

“El pesebre (belén en catalán) ofrece una visión contemporánea inspirada en un poema de Josep Vicenç Foix. Esperamos que tenga la polémica de cada año porque de lo contrario, no sería el pesebre de plaza Sant Jaume”. No tardó ni 24 horas. Ese mismo día, el líder del PP, Alberto Fernández Díaz, acusó a Colau de “desnaturalizar la Navidad”. El popular aseguró que la instalación de la plaza Sant Jaume “puede ser muchas cosas, pero no un pesebre. Si Colau no quiere instalar uno, que no lo haga, y diga públicamente que no habrá y que no hay nada que celebrar en Navidad, ni tradición que mantener".

La polémica quizás proviene de la propia instalación. El próximo año 2017 se conmemora el 30 aniversario de la muerte del poeta Josep Vicenç Foix. Toronell y Domene se han inspirado en el poema Ho sap tothom i es profecia, de Foix, para diseñar el belén. Entre las peculiaridades del escrito del poeta hay que destacar que está dividido en nueve estrofas. Los artistas han representado cada una de las estrofas con una esfera gigante y transparente que pretende parecerse a las de las tiendas de souvenirs. Aquellas que al agitarlas parece que en el interior se desate, de la nada, una tormenta de nieve.

1 comentario:

StM[] dijo...

Pesebre, no sólo es catalán, es el recipiente en el cuál comen los animales; por extensión se lo relacionó como tal al nacimiento supuesto. Digo supuesto pues cada vez hay más indicios de que no sea una realidad palpable.

Saludos