jueves, 26 de enero de 2017

EL ARZOBISPO DE CÓRDOBA PROTECTOR DE PEDERASTAS Y CUM LAUDE EN ARTE

Tomado de elplural.com
Demetrio Fernández, el arzobispo que hace pocos días dio una lección magistral de arte al afirmar que la mezquita (antes mezquita) de Córdoba era de arte bizantino y que los moros solo pusieron la mano de obra..., se suelta ahora con otra de las suyas, a las que nos tiene tan acostumbrado y por las que nadie parece que le pida explicaciones:

El Obispado de Córdoba mantiene de párroco en la localidad de Espiel a un cura que será juzgado por abusos sexuales a una niña cometidos en una localidad vecina y para quien el fiscal pide seis años de cárcel. I. M. V. se sentará en el banquillo de los acusados el 11 de mayo en la Audiencia de Córdoba, después de que fuera denunciado por los padres de la menor en abril de 2015 ante la Guardia Civil, que detuvo al sacerdote. El Obispado mantuvo en activo al sacerdote limitándose a trasladarlo a la localidad de Espiel, donde es párroco.

El Obispado aseguró entonces que la Iglesia tenía “mucho interés en defender, proteger y salvaguardar todos los derechos de los menores” y establecía “el criterio de tolerancia cero para los casos de abusos". Demetrio Fernández cuyos puntos de vista en cuestiones sexuales lo han hecho protagonista de muchos titulares: El obispo opina que la fecundación artificial es un "aquelarre químico de laboratorio" y está convencido de que la Unesco tiene un plan para “hacer que la mitad de la población mundial sea homosexual”.

La Fiscalía Provincial de Córdoba ha solicitado una pena de seis años de prisión por la comisión de un delito continuado de abusos sexuales a una niña de diez años, que era monaguilla en Villanueva del Duque. Según el relato del Ministerio Público, desde enero de 2015 y hasta el día 24 de abril de ese año, aprovechando la relación de superioridad que tenía sobre la menor, le realizaba tocamientos, con intención de satisfacer sus deseos sexuales.