jueves, 30 de marzo de 2017

LA GALA DRAG RETIRADA, LA MISA HOMÓFOBA NO

Tomado de eldiario.es

El pasado 27 de febrero La 2 de TVE emitió, como cada año, la Gala Drag Queen del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. El ganador final fue Drag Sethlas, con un polémico número en el que aparecía crucificado como Cristo y transformado en la Vírgen. La actuación de Drag Sethlas generó polémica por las quejas de los espectadores católicos sobre la "falta de respeto a la religión católica y a los creyentes". Hasta tal punto, que TVE decidió retirar la actuación de la web pocas horas después.

El Consejo de Informativos de la cadena pública exigió después su vuelta a la página web, y la cadena pública explicó, a través de un comunicado oficial en el programa 'RTVE Responde', que lo había retirado siguiendo su manual de estilo al considerar que "podía herir sensibilidades".

la cadena no siempre sigue este manual de estilo y retira contenidos que puedan resultar ofensivos. Un caso muy claro es la criticada misa que el Obispo Monseñor Juan Antonio Reig Pla celebró el 6 de abril de 2012, con las cámaras de La 2 como testigo ya que fue emitida en 'El Día del Señor'. Dicha misa generó un enorme revuelo que incluso se tradujo en una denuncia contra el obispo que finalmente fue archivada. Esta demanda estaba motivada por las palabras del representante eclesiástico sobre el aborto y los homosexuales.

En la misa, Reig Pla vinculó la homosexualidad con la prostitución avisando de que llevados por "tantas ideologías que acaban por no orientar bien lo que es la sexualidad humana" hace que ya desde niños tengan "atracción hacia las personas de su mismo sexo". "Y a veces para comprobarlo se corrompen y se prostituyen o van a clubes de hombres nocturnos", continuó, para proclamar: "Os aseguro que encuentran el infierno".

También apuntó que "algunos" de esos niños atraídos por la homosexualidad han sido víctimas de abusos por "sus propias familias".

1 comentario:

StM[] dijo...

Éste y todos cómo éste tienen menos idea de la vida y de la realidad que ninguna otra persona en el mundo. Tal cuál lo digo; así, absoluto
Y del amor ni te cuento