martes, 11 de abril de 2017

650.000 € PARA SACERDOTES EN HOSPITALES GALLEGOS

Tomado de eldiario.es

Los Presupuestos de la Xunta para 2017, aprobados por el Parlamento en febrero, contemplan 52 plazas de "atención especializada" en el Servizo Galego de Saúde (Sergas) que no están destinadas a personal sanitario ni a profesionales que atiendan otras labores en el funcionamiento ordinario de los hospitales. Es el presupuesto destinado a sufragar hasta 41 curas a jornada completa y otros 11 con jornada parcial de los hospitales de la red pública del Sergas, una dotación de algo más de 652.000 euros en 2017 cuyo mantenimiento el PP acaba de defender en el Parlamento ante la iniciativa socialista que reclamaba su retirada y redirección a gastos sanitarios. "A la ciudadanía no le molesta" que la Xunta financie los sueldos de estos sacerdotes, mantienen los populares.

El origen de esta financiación pública está en los acuerdos del Estado español con el Vaticano de 1979 y se concretó en una orden de 1985, cuando la sanidad todavía no había sido transferida a las comunidades autónomas. En 1995, ya con la competencia transferida y con Alberto Núñez Feijóo en su secretaría general, el Sergas firmó un convenio con la Iglesia para mantener esta dotación presupuestaria. El acuerdo fue prorrogado sin variaciones en 2005, poco después de la llegada del bipartito de PSdeG y BNG al poder, y sus términos tampoco han variado tras el retorno del PP.

El socialista Torrado, adviertió de que su iniciativa "en ningún momento dice que no haya que atender el credo de las personas" en los hospitales si así lo solicitan. "Lo que decimos es que no hay que financiarlo con dinero público" y que "hay un concordato" con la Santa Sede, "pero no obliga" a poner sobre la mesa un presupuesto que, en el caso gallego, subraya, permitiría "contratar 15 médicos de atención primaria o urgencias" o "20 fisioterapeutas". "Es más importante contratar médicos, enfermeros o fisioterapeutas que curas"

1 comentario:

StM[] dijo...

...Y es que los curas no curan nada y ni falta que hacen...

- Toma ya, son funcionarios así, por la zaraza ardiente; ley del cañonazo y sin oposición ni concurso. A vivir del morro y del cuento


¿Y quienes son señores para, en juicio de valor u opinión de sus adentros, justificar y poner en boca del usuario o pueblo que esos curas no molestan? Con qué opinión cuentan...O es que los mismos carcas del Pp son los que cuando entren en un hospital se los encuentren por si los necesitan para darles la extrema unción...

Una vez, estando hospitalizado, me entró uno en la habitación...¿Le dije que con qué permiso entraba en una habitación dónde no había sido invitado? Hombre, me respondió, suelo visitar a todos los enfermos del hospital en "mis rondas", como capellán.
Le pregunté si era médico o sabía algo qué a mí me interesara sobre mi dolencia y el porqué de mi estancia allí. Dijo que no, que su....
No le dejé seguir hablando e interrumpiéndolo, le invité a que se fuera que necesitaba descanso y reponerme que, además, era la hora de la ducha y de la comida...
Intentó persuadir a nosé qué y con qué no sé cuántos argumentos...
Cogí el teléfono y llamé a seguridad...
Vinieron y salió acompañado, más el médico de guardia que le reprochó con mis propios argumentos y con toda mi razón a alguien a quién ni conocía y que me venía a hablar de todo lo contrario a los que es ciencia médica....No trapalladas y supercherías.

El médico regresó después y charlamos un rato, preguntándome si deseaba poner una reclamación o denuncia por entrar una persona ajena a mi voluntad y desconocido que bien hubiera sido cualquier "progromo"...figuradamente.

Y esto no es broma, pero me ha ocurrido más de una vez.

¿Y me pregunto, qué necesidad hay de qué estos tipos estén vendiendo bulas y supercherías en locales hospitalarios donde la ciencia médica contradice su presencia y qué necesidad hay de estos chismosos que en los hospitales esté un señor pagado para decir...."teee vas a mooorirrir"...o algo así? Porque finalmente, estos creen menos en la ciencia médica y en sus recursos y buen hacer y tiempo para sanar que rezando.

Pero, en cambio, cuando se operan ellos no mejoran porque recen (incluso a los 4 vientos o a su dios) si no porque los médicos que lo atendieron han realizado un estupendo trabajo. Tampoco se curan antes porque recen, mucho o poco, sólo se curan porque lo operado va encauzado a buscar su mejoría y reparar el tejido dañado...

Un antropólogo amigo mío hablaba de un talismán en uno de sus libros y de cómo ese fetiche actuaba en los diversos pueblos, aldeas y lugares dónde se empleaba para curar todo tipo de circunstancias y males y como remedio para todo...Y finalizaba que allí dónde lo había estudiado, la gente le decía que sí funcionaba y que sí les servía...y de mucho.

Yo, en mi exposición, después, le dije que justamente yo también pertenecía a esas comarcas y que ni uso ni empleo ni ese ni otros talismanes ni fetiches (por no llevar ni llevo reloj, ni anillos, ni sellos, ni cadenas, ni otros abalorios ni de calidad y mucho menos de los otros de baratija...aunque vista elegantemente) y en cambio todo me funcionaba no sólo igual, incluso mejor...en todos los aspectos de la vida

Ése es el mal de la infancia, la educación en cursiladas como los reyes (que en cierto sentido es como reconocer las innecesarias monarquías o las esencias de los sometimientos, por ejemplo). El mal de la educación es decir que una piedra (un cuarzo lechoso de río, por ejemplo) te dará suerte o que un (inexistente y personificado) ratoncito te pondrá algo cambio de tu diente caído...

Una mentira que después con pedir perdón ya se siente uno bien y ...a seguir roban o lo que sea...Como le dijo aquel al otro: -Hasta luego gánster, nos veremos en el infierno.

Tal cuál...

Saludos, camaradas