viernes, 1 de febrero de 2013

LA CONFESIÓN RELIGIOSA DE BÁRCENAS. PRIMICIA MUNDIAL


Anticlerical ha tendido acceso a la confesión de Bárcenas. Reproducimos en primicia mundial el texto de la misma:

Ave María purísima
Sin pecado concebida
Padre, hace algún tiempo que no me confieso, pero voy a misa cuando tengo tiempo y a los funerales, bodas de hijos de amigos y actos de exaltación patriótica.
Dime hijo
Padre me arrepien…, bueno en realidad es que he despistado algo de dinero –soy contable-, pero lo he hecho con buena intención, pertenezco a lo que denominamos gente de orden, estoy en contra del divorcio, del aborto, de la asignatura de educación para la ciudadanía, del matrimonio homosexual, soy partidario de los colegios religiosos, del concordato, doy limosna a los pobres que veo, no solo en la puerta de la iglesia, sino también a los de la puerta del super cuando acompaño a mi señora a la compra.
Al grano, céntrate que hay cola.
En realidad, como decía, he despistado algo de dinero, pero no he robado. Técnicamente podemos decir que, con acuerdo de mis jefes, he llevado una contabilidad acorde con las necesidades de lo que denominamos gente de bien.
Sigue hijo.
Un grupo de estos jefes que defienden, como yo, los mismos ideales y a la Santa Madre Iglesia, hemos tenido necesidad de distribuirnos un dinerillo extra para hacer frente a las múltiples obligaciones sociales y personales de cara a la defensa de valores sociales digamos… católicos.
Continúa.
Solidarios, como somos y empeñados en la defensa del legado católico que marca y es seña de nuestras vidas y nuestras almas. Solidarios, digo, entre nosotros, pero con una buena intención, tengo dudas si he obrado bien o no.
De qué cantidad estamos hablando.
Unos 22 kilos de nada, más lo repartido entre los compañeros y algunas compañeras –de mantilla y peineta- implicados en la defensa de estos valores que señalé.
Bueno, hijo mío, centremos el asunto y abreviemos.
De acuerdo.
¿Te tocas?.
Padre, ni hablar, además tengo más de 60 y ya no estamos para muchos trotes.
Bien hijo mío lo peor, de lo que he escuchado, es que no vas a misa todos los domingos, así que te insto a cumplir con los deberes de la Iglesia.
De acuerdo.
Tres padrenuestros y tres avemarías por lo de no cumplir los preceptos.
¿Y lo otro?.
Lo otro está prescrito hijo mío. Ego te absolvo a peccatis tuis in nomine patris et filii et spiritus..


2 comentarios:

Josefo el Apóstata dijo...

JAJAAJA!!!
Buenísimo! Me recuerda a mi última confesión. Yo también confesaba que robaba (en el monedero de mi padre) pero al cura lo único que le importó es si me la pelaba...

Lisístrata dijo...

será posible? estos curas obsesionaos con el sexo. Lo de robar no será pecado, la nayoría de ellos, no todos, tb practican el latrocinio.
Y digo yo, cuando hacen esa pregunta... dónde se pondrán las manos los muy hijos de...?

En fin, y lo del escándalo Bárcenas, ya nos muestra a donde va a parar lo q nos están robando a todos. 'CcagonsunaSión'