miércoles, 1 de junio de 2016

RECORTES EN LA ASIGNATURA DE RELIGIÓN... SALVO EN ANDALUCÍA

Tomado de publico.es

La asignatura de religión pierde presencia en los currículos educativos públicos en un proceso paralelo al desplome del número de creyentes y practicantes católicos que, de manera simultánea a un aumento de ateos e incrédulos, registra la sociedad española. El recorte de las horas de clase de Religión en escuelas e institutos es generalizada, tanto con gobiernos autonómicos de centro-derecha o de izquierdas.

En este sentido, según la información facilitada por el diputado de Chunta Aragonesista (Cha) Gregorio Briz, Castilla y León (PP) ha recortado de 9 a 7,5 horas las clases en los seis cursos de Primaria, Galicia (PP) ha bajado de 9 a 7 en esa etapa y de 5 a 4 en Secundaria, Euskadi (PNV) las ha reducido de una y media a una en ambas etapas y Canarias (Coca) y Cantabria (PRC) también ha rebajado su peso curricular. Por la izquierda, dos gobiernos del PSOE –Aragón y Asturias- han restado presencia a la Religión, otro como el de Baleares recorta en la ESO mientras y en Bachiller, mientras el de Andalucía deja a elección de los centros instaurar la segunda clase semanal.

Los recortes de la asignatura discurren acordes a la evolución de la sociedad española en materia religiosa. En poco más de tres lustros, el porcentaje de ciudadanos que se declara católico ha caído más de quince puntos, del 84,4% al 68,7; y, dentro de estos, los de misa semanal se han reducido del 21,3% al 14,5%, con lo que han pasado de suponer algo más de la sexta parte de la población a menos del 10%, según señalan los estudios del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) de los años 2000 y 2016.

En ese mismo periodo casi se han duplicado los no creyentes, que han pasado del 8,4% al 16,3% de la población, y han estado cerca de triplicarse los ateos, que subieron del 3,9% al 10,2% y, por primera vez, superan a los católicos de misa semanal.