viernes, 30 de octubre de 2009

Idiotas

El vicepresidente de la Generalitat valenciana Juan Cotino, que elaboró la Ley de Protección de la Maternidad, ha firmado, desde su nueva Consejería de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, una resolución que reconoce a los embriones (los óvulos fecundados) los mismos derechos que a los ya nacidos para la obtención de ayudas en los planes de vivienda estatal y autonómico.

Llevando la situación al delirio, podemos imaginar una pareja de jóvenes católicos (tienen que ser católicos), que quieren casarse y vivir en un piso. Acuden a la cola de la consejería y mientras esperan, comienzan a copular; a los aspirantes no les extraña porque piensan que se trata de un anuncio de bebidas refrescantes. Su turno coincide con el orgasmo del joven ya que las mujeres católicas, sabido es, no tienen orgasmos. para no pecar. La joven le dice al funcionario: si los embriones tienen los mismos derechos que los ya nacidos, el nuestro es un embrión de un embrión por lo que nos tiene que dar el piso ahora mismo. Y el tipo se lo da.

4 comentarios:

Melastregues dijo...

Pero tienen que hacerlo sin condón ¿no? y si el tío no se corre, o ¿si se corre antes, o si la chica no se ha quitado las bragas?. Y los casos de infertilidad ¿cómo los resuelve el funcionario?. Responderme cerdos que estoy que deliro de pensar en estas casuísticas que no puedo resolver.
P.d. podéis hacerlo en coplilla cervantina, en paloteado, prosa u/y/o cualquier otra forma incluso en jeroglífico egipcio. Pero ya!!!

Melastregues dijo...

Si la chica se ha corrido
¡tema podrido!
Si el mozo no ha eyaculado
¡pecado!
Si un condón es impedimento
¡esperpento!
Si las bragas están por medio
¡no hay remedio!
Y si todo ha funcionado
¡llamar al prelado!... que hay boda

Melastregues dijo...

Es malo de cojones.
"Y no tengo nada más que decir" (F.G.)

Lisístrata dijo...

no te frustres melas... xDDD , q a to hay quién gane.