miércoles, 26 de mayo de 2010

La Madre

Con paso firme se pasea hoy la injusticia.
Los opresores se disponen a dominar otros 10 mil años más.
La violencia garantiza: 'Todo seguirá igual.'
No se oye otra voz que la de los dominadores,
y en el mercado grita la explotación: 'Ahora es cuando empiezo.'
Y entre los oprimidos, muchos dicen ahora:
'Jamás se logrará lo que queremos.'

Quien aún esté vivo no diga 'jamás'.
Lo firme no es firme.
Todo no seguirá igual.
Cuando hayan hablado los que dominan,
hablarán los dominados.
¿Quién puede atreverse a decir 'jamás'?
¿De quién depende que siga la opresión? De nosotros.
¿De quién que se acabe? De nosotros también.
¡Que se levante aquel que está abatido!
¡Aquel que está perdido que combata!
¿Quién podrá contener al que conoce su condición?
Pues los vencidos de hoy son los vencedores de mañana
y el jamás se convierte en hoy mismo.

La madre, adaptación de la novela de Gorki, hecha por Bertold Brecht en 1932. El fragmento que he elegido es el final de la obra, pero no lo he copiado del libro,--tengo una versión de 1966, traducción argentina--, ésta es más completa y mejor, en mi opinión. Una soflama revolucionaria, en un momento de nuestra historia, gris y triste: la justicia en entredicho, la corrupción galopante, el FMI que nos dice lo que tenemos que hacer: perder derechos. La ultraderecha que ya se ve ganadora de las próximas elecciones y nosotros dale que dale con las mierdas de los curas.

1 comentario:

Lisístrata dijo...

el verso "Los opresores se disponen a dominar otros 10 mil años más." me recuerda un artículo leído hace poco que no sé si os ha pasado desapercibido o no, pero que os lo enlazo aquí por si acaso os interesara.

La historia de la humanidad es la historia de la opresión y de la abolición y/o ocultación de la ciencia y la cultura en aras al beneficio de unos pocos y la esclavitud de la mayoría. Nunca los débiles, aunq fueron más ganaron la pugna a los tiranos, y ya van años.

En cuanto a "la mierda los curas", seguid dandoles caña que se hayan en todos los fregaos, así pues, conseguir dejarlos fuera de juego es eliminar un frente poderoso, que ya es. vergonzoso lo q sucede en Andalucía con el Rocío y toda la sarta de vírgenes y santos que los sacan emulando al gran esperpento de las marismas (pobres marismas!)