lunes, 31 de octubre de 2011

Gracias

Molón, Isaac y Lisis por vuestra acogida, cariño y por enseñarnos una ciudad preciosa y alejada de los ambientes más turísticos.

Escribo yo, porque el resto de los anticlericales andan camino de sus domicilios.

Seguiremos.

3 comentarios:

Josefo el Apóstata dijo...

Gracias es poco.Estamos encantados y encantadas de la acogida que nos habéis dado. Sois estupendos y Córdoba increible.

Melastregues dijo...

HA SIDO GRANDE, MUY GRANDE. GRACIAS

Lisístrata dijo...

me váis a subíh laSúcar joíos! Así pues ahora me toca a mi (iros a por la dosis de insulina): Ha sido un verdadero placer conoceros. Las ciudades suelen subir un punto de belleza cuando quien las pasea y admira tienen la calidad humana que vosotros tenéis. Incluyo en el 'vosotros' a Molón, su compañera y a Isaac, por supuesto, a los que igualmente fue una gran y grata sorpresa conocerlos a la par q a todos los integrantes de la expedición.

Os escribo más despacio al correo.

Hala! ahora la insulina! y un abrazo.