sábado, 22 de octubre de 2011

Un cura retira de la parroquia una exposición sobre el cáncer de mama porque tiene pechos

SOLEDAD DOMÍNGUEZ/EMMA MIGUEL 22-10-2011
El cura de Alella ha obligado a retirar una exposición de fotografías sobre el cáncer de mama que se había instalado en un local de la parroquia porque aparecen pechos desnudos.
Son 30 fotografías que muestran la evolución del pecho de la mujer desde su infancia y hasta que envejece, así como las diferentes fases de un cáncer de mama. El título de la exposición no da lugar a dudas: 'Pechos al descubierto' y precisamente por eso, porque se mostraban pechos desnudos, el cura de Alella, Josep Fàbregues, ha ordenado que se retiren las fotografías: "Vimos que no era adecuado poner estas fotos en estos locales parroquiales porque vienen los niños para la catequesis y muchas madres vieron las fotografías y quedaron un poco horrorizadas", se ha justificado el religioso.

La orden para que desmontaran la exposición la dio el jueves y las responsables de la muestra, la Asociación de Mujeres de Alella, sorprendidas con la situación, se apresuraron a buscar otro espacio. "Lo hemos sacado deprisa y corriendo, el ayuntamiento nos ha cedido otro local y hemos podido inaugurar la exposición", ha contado Elena Pasqual, portavoz de la entidad.
por su parte, el ayuntamiento de Alella se ha mostrado ofendido por la reacción del cura. La concejala de servicios sociales, Glòria Mans "Nos sorprenden estas actitudes. Es como dar la espalda a una realidad que nos afecta a todos, hombres y mujeres".

A pesar de las trabas del cura, justo antes de inaugurar la exposición, las mujeres de la asociación han podido llevarla adelante y se podrá ver en Can Lleonart de Alella hasta el próximo día 30.

2 comentarios:

Josefo el Apóstata dijo...

Es lo que tiene el cáncer de mama, que afecta a las tetas... y las tetas son pornográficas y muy dañinas a los ojos de los niños que van a catequesis. Mucho más dañinas que la sangre de los cristos clavados en cruces, o las escenas de flagelaciones y torturas de los pasos de semanasanta, o Santiago ensartando moros en su lanza, o Sansebastián agonizando de las heridas d decenas de flechas clavadas en sus carnes, por no hablar de Sanlorenzo a la brasa, etc, etc, etc.

Molón Suave dijo...

Y mucho más dañinas que la polla del cura puesta en la boca de alguno de los niños de la catequesis, es verdad.