miércoles, 25 de mayo de 2016

LA TELE DE LOS CURAS


Tomado de eldiario.es

En 2001, el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela, inauguraba los locales de TMT, una nueva televisión local que pretendía cumplir el sueño de los obispos españoles: contar con un grupo mediático propio, referente en España.

El Gobierno de José María Aznar cumplía su segunda legislatura, con una rotunda mayoría absoluta, y comenzaba a pergeñarse el idilio entre el Partido Popular y la Conferencia Episcopal. A partir de 2011 la Conferencia Episcopal decidió entrar en el accionariado de la cadena, con el 51%. En 2016, ya con su nombre actual, y con una concesión de TDT digital otorgada por el Gobierno de Rajoy, 13TV ha logrado convertirse en una cadena nacional, propiedad de la Conferencia Episcopal, y en el referente de los sectores más radicales de la derecha española. Todo ello sin profundizar en las grandes pérdidas económicas, que se estiman en 40 millones.

Hasta hace un par de años, 13TV era únicamente un problema interno, que se substanciaba en silencio, merced al poder del cardenal Rouco entre los obispos. Sin embargo, tras su cese por parte del papa Francisco, la mayoría moderada comenzó a apostar por un cambio de modelo en la cadena. Sin aparentes resultados, hasta el momento, pues el canal es considerado por los expertos como una cadena con "una marcada línea conservadora y una visión eclesial cerrada". Recordemos que los obispos gastan diez millones al año en financiar 13TV y seis en Cáritas.