viernes, 3 de abril de 2009

¡Quiero ser belga!

Bélgica aprobó ayer una resolución en la que insta al Gobierno a condenar las "declaraciones inaceptables" de Benedicto XVI contra el preservativo en la lucha contra el sida y a protestar oficialmente ante el Vaticano.

2 comentarios:

Josefo el Apóstata dijo...

Pero ¿quieres ser belga balón o belga flamenco? O belga belga de la misma bélgica, o de un pueblo...

El Morgan dijo...

Este jodido Benedicto se permite hacer declaraciones en las que descalifica el trabajo de organizaciones, estados, opiniones científicas, incluso católicos y luego sus ministros se llevan las manos a la cabeza. Más estados deberían protestar y romper sus relaciones, como decías, porque si su reino no es de este mundo, se calle, oiga. Su teología, por otra parte indica que es infalible en cuestiones de fe y que yo sepa el preservativo poco tiene que ver con la misma, salvo la fe en que no se rompa. Me pido belga de Lovaina que tienen muchas cervezas cojonudas.