viernes, 2 de diciembre de 2016

NI HUMOR, NI NADA. TRISTE REALIDAD CRISTIANA...


"Nadie me la toca, como yo me la toco...". Proverbio Ctlo 3, vs 33 ;-)