martes, 23 de junio de 2009

SIGO HASTA LOS COJONES DE LA CONFRATERNICACIÓN ENTRE CURAS Y POLÍTICOS

Como cada día vemos que están mas unidas las jerarquias eclesiasticas y políticas en este pais, transcribo una columna escrita por Manuel Saco el el Diario "Público" hoy mismo, 23 de junio.
Estimado Monsen Juan Antonio Martínez Camino, secretario general de la Conferencia Episcopal:
Tengo entendido que, ante la reforma de la ley del aborto que mi gobierno está preparando, ha advertido a sus feligreses de la «excomunión inmediata y automática para quienes practiquen y participen directamente en un aborto».
Como sé por mis espías en el Vaticano que su empresa está considerando la posibilidad de amenazar con la excomunión también a los diputados que voten a favor de la nueva ley, me veo en la obligación de recordarle que los perros no cagan donde comen.
Dicho de otra manera: mi gobierno no está dispuesto a seguir alimentándoles como no adopten otros hábitos más higiénicos.
Ambos, usted y yo, sabemos que los productos que tenemos a la venta son altamente perecederos y sensibles al pánico de los mercados. Si hasta ahora hemos disfrutado de una convivencia razonablemente sosegada en la feria es porque cada uno ha respetado en lo posible la mercancía y los clientes del otro.
Le ruego que sigamos manteniendo el statu quo que tan buenos réditos nos ha procurado secularmente, sobre todo a ustedes, pues las guerras comerciales acaban beneficiando sólo al consumidor y jamás a empresas como las nuestras.
Por todo ello le propongo que no se metan ustedes en el negocio de la política, más allá de lo que necesiten para engrasar sus balances, para que así yo no me vea en la obligación de enviar a sus iglesias a mis inspectores de consumo. De lo contrario, con harto dolor de mi corazón, tendrán que responder de si el contenido de dios en las hostias de pan alcanza los niveles anunciados en el prospecto del misal, o si sus falsos psiquiatras disfrazados de curas continúan practicando intrusismo en los confesionarios. Por no hablar del dudoso poder detergente de su agua bendita para lavar los pecados, sean o no originales.
Le recuerdo que la Ley de Consumo establece en su preámbulo “la obligación del vendedor de entregar al consumidor un bien que sea conforme con el contrato de compraventa”. Queda Monseñor avisado.
Atentamente, ZP.

3 comentarios:

El Morgan dijo...

Gracia y mucha miga tiene el artículo, sobre todo para indicar a estos funestos, que no saquen los pies de los tiestos.
Perdona mi iznorancia azotador. ¿qué o cualo pasa en Casas de Esper?.

azotacuras dijo...

Pues solo te voy a contestar de oidas, porque en la prensa no he visto nada, pero los reporteros de Anticlerical están trabajando en ello. Creemos que Josefo y su distinguida esposa han pasado allí el fin de semana pero lo que no sabemos es si se han dedicado todo el tiempo a comer y beber (por ahi van las pistas) o si han hecho ejercicios espirituales, como si de la Quinta Julieta se tratara.
Esperamos noticias de primera mano, pero por si acaso seguiremos investigando.
Salut y forza al canut.

Josefo el Apóstata dijo...

Ni la CIA, la KGB y el Mosat juntos igualan al SIA ( Servicio de Inteligencia de Azotacuras). Vale, confieso! hemos estado en Las Casas de Esper con nuestros amigos de Bilbao y de Benasque y Granada, como hacemos todos los años desde hace más de 10. Y sí, también ellos son de mucho beber y comer y antiklericales (come il faut)
Y hablando del contubernio cívico-religioso, sus voy a colgar una nueva perla ahora mismo