sábado, 3 de septiembre de 2016

OTRO CURA CRETINO...


Tomado de elperiodico.com

"A las mujeres les corresponde estar en casa y ser sumisas a los hombres, como María", sermoneó Wlodzimierz Soszinski, conocido como mosén Vladimir, en la homilía ofrecida durante la misa mayor del 15 de agosto, en las fiestas patronales de la Bisbal del Penedès (Baix Penedès). Dos semanas después de aquella intervención, las reacciones siguen siendo encendidas.

"Muchos de los feligreses que seguían la misa medio dormidos por ser fiestas se preguntaban si lo que habían oído, lo habían oído de verdad", comenta hoy la alcaldesa de la localidad, Agnès Ferré.

El cura se incorpora este jueves como párroco oficial del pueblo y ofreció el sermón de la fiesta mayor como invitado. De hecho, ofició la celebración junto con el que pronto será su predecesor, que escuchó atento y sin hacer comentarios durante el sermón.

"Nos quedamos realmente pasmados, porque nadie se esperaba un comentario como ese", asegura la alcaldesa de la localidad.

Se trata de un capellán de origen polaco que vive desde hace unos dos años en España, pero que, según algunos testimonios se expresa todavía en un castellano bastante deficiente. "Allí, en Polonia, viven la religión de manera más estricta, pero no le disculpo", señala Ferré.

Ferré se remite a su blog. Allí ya publicó hace unos días: "Me chocó mucho su definición de 'buena madre' y 'buena esposa', ¡totalmente arcaica y nada ajustada a la realidad! Opiniones que no comparto y que incluso me escandalizan cuando alguien las dice porque cree", puntualizó la alcaldesa convergente.

1 comentario:

StM[] dijo...

Eso, Alcaldesa, te pasa por ser creyente, ir a (su) misa [sumisa quiero decir] y no creerte que, poco a poco, la(s) religiones volverán a tomar las riendas de la sociedad (si antes no luchamos con la razón) apoyándose en "eso" de la libertad de culto que les otorgan (facilitan) las democracias y...el día menos pensado asaltarán el poder. Primero con oligarcas devotos y crédulos votados en urnas amañadas desde púlpitos dominicales que les permiten sermonear en mítines de a diario para luego imponer nuevas dictaduras...

A esto sólo hay un paso y puede ser que un nuevo ciclo inculto y pretérito nos devuelva a vomitivos gobiernos pasados.
No cejan en su empeño y aunque ellos se vayan retirando sobre los 75 años, otros nuevos vienen para que germine la insana y supersticiosa semilla de la fe. Pues antes desean y quieren que haya personas y gentes -a los que suelen llamar humildes- que se dejen llevar de suertes y otros sortilegios para desenvolverse en el mundo pidiendo sus ayuda incluso para trabajar, antes que pensar si las capacidades y fortalezas dependen de uno mismo y se encuentran en la educación e iniciativa propia que reviva el propio ego.

Desean especies de parásitos a expensas de que los necesiten incluso cuando, con todo perdido, se los lleva la muerte pensando que habrá otro camino del que tanto hablan sin conocerlo.

Los timos que tanto duran ya no son tales si no resultados esquizoides de una sociedad enferma que al no reconocerse se ahoga en sus propios sueros.

Una pena, alcaldesa, una pena que te quejes y vayas (a) su-misa....y ni a otras deberías.

Sarna con gusto no pica, pero escuece...y no enriquece

Saludos, camarada, saludos