martes, 28 de marzo de 2017

¡M´APUNTO A RELIGIÓN! Jatetú...

Una educación con religión es una formación completa.

Así empieza la campaña que la Conferencia Episcopal ha lanzado ante la bajada de matriculaciones en la asignatura de religión. Pero lo mejor está en el apartado "Grandes razones para cursar una asignatura apasionante":  

ES TU LIBERTAD PARA ELEGIR

La religión es la única asignatura que puedes elegir cada año. Si la eliges puedes conocer mejor el sentido de la vida, el origen del arte y la cultura, el valor de cada ser humano. Elegir religión te permite conocer mejor para ser más libre.

UNA VISIÓN PLURAL DE LA SOCIEDAD

Es una asignatura para debatir, dialogar sobre nuestra sociedad y sus valores, sobre las grandes preguntas de la persona humana, sobre cómo construir un mundo mejor. Es un tiempo para comprender y dialogar con todos y ofrecer respuestas.

NO MIDE TU FE, SINO TU CONOCIMIENTO

En religión no se te pregunta por tus creencias, sino sobre el contenido de la asignatura impartida. El respeto a la libertad de cada alumno es total, porque la fe es un acto de la libertad de la persona.

FOMENTA EL RESPETO Y LA TOLERANCIA

La clase de religión te ayuda a conocer la persona humana, su valor y dignidad. Por eso fomenta la solidaridad, la tolerancia, el respeto, el compromiso, la opción por los más necesitados, la lucha por la justicia...

APORTA VALORES HUMANOS ESENCIALES

Jesús de Nazaret nos dejó un estilo de vida que merece la pena conocer. Es el gran maestro de humanidad que nos enseñó a ser personas que buscan el bien, la verdad y la belleza, a vivir la relación original con el Misterio que nos constituye.

AYUDA A COMPRENDER EL MUNDO EN EL QUE VIVES

Las tensiones en Oriente Medio, el liderazgo del Papa Francisco, la necesidad del cuidado de la Naturaleza, la preocupación por los refugiados, la persecución sistemática de los cristianos en Oriente y África, las causas del terrorismo son afrontadas en esta asignatura.

JAJAJAJAAJAJAJAJA Pa ir a mear y no echar gota...

1 comentario:

StM[] dijo...

¿Formación completa?
¿De qué, de mentiras?
Esto es lo que ocurre cuando se apoderan de la palabra verdad y la emplean para lo suyo; la monopolizan y en conjunto con la de la libertad se inventan el libre albedrío y se quedan tan anchos.

Ser libres es no pertenecer a ninguna sociedad, ser libres quiere decir que nadie te vigila para comportarte como persona.

Me hace mucha gracia cuando emplean seudoepítetos como "persona humana"
las personas son humanas siempre, es inherente; nadie más que la humanidad se compone de personas. No vale ni como poesía; pero da mucho pie para monólogos y chascarrillos.

¿El sentido de la vida?

Ninguno, ni falta qué hace.
Somos producto de una evolución química que si es verdad que no sabemos hacia dónde vamos, sí deberíamos preguntarnos de dónde venimos sólo para entender que el sentido de la vida es tan instintivo como práctico.
En algunos casos reproducirse, otro no; además, disfrutarla con el ocio, y el trabajo generador del tiempo de ocio; las relaciones interpersonales como gregarios y cultivar la mente descubriendo que si hace en conjunto con la actividad física, será vivir deportivamente bien sano.

No hay que buscarle ningún sentido a la vida si no que hay que luchar para vivirla lo mejor posible y dejarse envejecer asumiendo que lo que no envejece son los conocimientos; pero no estos, lo suyos, de creer en Dioses/dioses mitológicos que se repiten hasta la saciedad buscando en ellos el engaño a los más incautos para que unos señores con sotanas de diversos colores (y chilabas blancas o túnicas azafranadas) vivan como dioses a cuerpo de reyes

Las falacias como ésas siguen siendo tan pueriles que si nos ponemos a analizar una por una nos pueden producir vergüenza ajena; son ridículas y aún así siempre hay quién se las cree a pies juntillas.

Con cada una de ésas, más parecen "TestigosdeJehová" y por lo tanto menos creíbles.

Si es que tienen tal negocio montado que si no hay carnaza mental que los alimente de qué van a vivir...¿Del cuento? De ése ya viven y picar piedras no es justamente lo que desean.

Quieren templos, edificios, ostentosos que sostenidos con fondos públicos se lo lleven ellos muerto...y con los muertos también tienen buen negocio.

Si, a este paso, se sigue dejando la educación en manos de ellos regresamos al pasado en un "santiamén". Veremos qué sí.
Ya lo dijo Calasanz, en nuestras manos la docencia haremos ejércitos de seguidores.
Eso, ejércitos

Saludos, camaradas