lunes, 1 de junio de 2015

PREMIO "DERECHOS HUMANOS" A MONJAS CARCELERAS


Tomado de publico.es
El pasado 13 de abril la congregación de las monjas Adoratrices recibieron el Premio a los Derechos Humanos Rey de España concedido por la Universidad de Alcalá y el Defensor del Pueblo . Las mujeres que sufrieron el "destierro" en los centros que dirigían estas religiosas, encerradas por ser lo que en aquel momento se denominaba "caídas o en riesgo de caer", se llevaron una amarga sorpresa tras la concesión. "Para aceptar premio alguno primero deberían asumir lo que nos hicieron. Premiarlas es una burla a la Memoria Histórica".

Durante décadas, la orden de las Adoratrices, 'Esclavas del Santísmo Sacramento y de la Caridad', estuvo vinculada al Patronato de Protección a la Mujer, institución dependiente del Ministerio de Justicia e implicada en la trama de robo de bebés. Actualmente es una congregación cuya labor se centra en la ayuda a las víctimas de trata, prostitución y violencia de género.

"Los conventos de las Adoratrices tenían un régimen carcelario, éramos explotadas laboralmente sin percibir salario alguno, castigadas en cuartos de aislamiento, obligadas a rezar, fregar, obedecer y fingir, mientras intentaban, con todos sus medios, anular personalidades, lavarnos el cerebro e imponer el patrón femenino del régimen con especial devoción", cuenta con rotundidad la escritora.

1 comentario:

Fatima dijo...

No contentas con todo ello, se mofaban de las más desprotegidas haciéndolas pasear en camisón durante todo el día e incluso se tomaron la aberrante rapada de pelo por su cuenta y en bien de su dios y la patria.