sábado, 14 de noviembre de 2009

DISPENSADOR ELECTROMAGNÉTICO DE HOSTIAS


Siguiendo la idea de Josefo el Apóstata y de cara a evitar incómodos contagios de gripes A,B,C... hasta la Z e incluso las suciedades propias de la mano del cura, babas de otros ferigreses que han podido quedar pegadas a sus dedos, restos de roña, tarzanicos, etc. el colectivo ANTIKLERICAL presenta este moderno, pero funcional aparato de nuevo cuño: el dispensador electromagnético de hostias que llevará la higiene a los lugares de culto. El dispensador es automático e incluso gratuito (por el monento, más adelante puede acoplarse ranura para monedas de 1 euro y de 50 céntimos de euro).
Hemos recibido llamadas de varios países interesándose por el aparato, que no resulta caro y que tiene un sistema de mantenimiento muy sencillo colocando en una tolva interior las pilas de hostias que van a ser entregadas.
Igualmente puede recibirse la comunión en la boca o, si se desea, recogerla con la mano individualmente.
una pequeña célula detecta si el comulgante intenta repetir, en cuyo caso le sacude un mamporro con el guante al efecto.

5 comentarios:

azotacuras dijo...

Y este cacharro electromágnetico, ¿vale para dar la Primera Comunión?

Melastregues dijo...

Incluso la cuarta...

El Morgan dijo...

Melastregues eres la ostia, perdón, la supraostia, que digo supra, la requeteostia, no, que suena muy mal, la McOstia, la BigOstia, la Virostia,la grandissima ostia

Josefo el Apóstata dijo...

Acojonante Melastre. Nos vamos a forrar (a hostias).
La asepsia total ha llegado al rito católico. Sólo falta dispensar la sangre de Cristo en porrón para completar las medidas higíenicas.

Lisístrata dijo...

Estoy deseando q publiquéis el porrón dispensador ese, ejejejje